ap-2018-atelier-diagnostique-workshop-diagnostic-001.575534.63

Pide más información o una Cita

¿Cómo detectar que mi vehículo está en mal estado?

Hoy en día podemos ver que existen muchas señales para detectar un vehículo en mal estado, como por ejemplo las ruedas desgastadas, el ruido extraño procedente del motor o una ocasional falta de potencia. Esto puede deberse al lógico desgaste de las piezas o a la rotura de estos elementos, lo que hace necesaria la búsqueda de piezas de recambio para poder volver a circular con garantías. En cualquier caso, hablaremos de estos y otros fallos, para que puedas detectar cuando tu coche esté en un estado no óptimo para la conducción.

Fallos en la suspensión

La suspensión de un coche es algo que suele dar problemas a largo plazo, ya que se trata de un objeto que amortigua los golpes, por lo que también depende de la conducción de cada persona. Es decir, cuanto más agresivo seas conduciendo, más dañarás la suspensión y antes tendrás que cambiarla.

Siempre existen detalles que te indican que debes cambiar la suspensión, como por ejemplo los ruidos extraños cuando pasas por encima de un badén, la falta de altura del coche en general o incluso la dificultad para girar por el desgaste de estas piezas.

Transmisión en mal estado

La transmisión de un coche es un aspecto que también debes vigilar, teniendo en cuenta aspectos como el olor a aceite quemado o la dificultad para que los cambios de marcha entren en el momento necesario. Igualmente, si el embrague se engancha, puedes tener problemas con la transmisión, de ahí que debas estar atento, ya que puede haber problemas en los discos o los cables de conexión.

Otra razón puede ser que los cambios se salgan y regresen a punto muerto, una señal inequívoca de que la transmisión tiene problemas. Además, puede ocurrir que haya un derrame de aceite, falta de respuesta cuando cambias de marcha o que el coche haga ruidos si está en punto muerto.

Problemas con la correa de distribución

Existen indicios que te pueden ayudar a detectar posibles problemas con la correa de distribución. Especialmente dos: salida de mucho humo por el tubo de escape y problemas de arrancar en el vehículo. Incluso, si escuchas silbidos extraños de la correa, puede deberse a que haya sufrido una pérdida de tensión.

También debes estar pendiente de si hay vibraciones en el motor y en el coche durante la conducción, ya que cuando hay temblores es un claro indicador de que la correa está en mal estado. De hecho, este elemento está pensado para sincronizar el funcionamiento de las válvulas y los pistones, por lo que si hay vibraciones es que la correa no funciona del todo bien.

Embrague

El embrague es otra pieza fundamental del coche, la cual debes vigilar para poder detectar si hay problemas como el olor a quemado, ya que esto puede deberse a una conducción agresiva o a dejar mucho tiempo el pie sobre dicha pieza. En todo caso, debe enfriarse con el paso de los minutos, pero si no lo hace podría haber afectado a otras piezas del motor.

Igualmente pueden existir problemas si escuchas ruidos de rozamiento, chirridos o crujidos, sonidos extraños en punto muerto o anomalías al pisar lentamente el pedal. También es preocupante si notas la pieza dura cuando la pisas para cambiar de marcha.

Otros fallos importantes

Además de estas piezas, también destacamos los fallos en otras piezas como los amortiguadores y las ruedas, lo cual puede provocar accidentes si no se corrigen dichos defectos. Los síntomas para darte cuenta pueden ser que el vehículo esté desnivelado, que oigas ruidos en los baches o notes un desgaste anormal de los neumáticos.

En resumen, debes estar pendiente de estos detalles para detectar un vehículo en mal estado, ya que necesitarás piezas multimarca en talleres y otros servicios oficiales.

Pide tu cita

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram
Actualidad González de Automoción

Artículos relacionados