Pide más información o una Cita

¿Por qué vale la pena comprar un vehículo demo?

Los vehículos demos pueden ser una interesante opción para ti si estás pensando en comprar un coche nuevo y tienes un presupuesto limitado. Pero, ¿has oído hablar alguna vez de ellos? ¿Sabes exactamente qué son? Desde Spoticar queremos explicarte todas estas cuestiones y otras muchas relacionadas para ayudarte a decidir.

¿Qué son los vehículos demos?

Los coches demo son aquellos que los concesionarios utilizan para que sus clientes puedan probarlos antes de adquirirlos. Es decir, imagínate que te gusta mucho el Ford Focus y quieres comprarlo. Evidentemente, esto te supondrá una fuerte inversión, por lo que no deseas realizarla sin haberte puesto antes al volante. En esa situación, lo normal es que el concesionario te ofrezca uno para que lo conduzcas durante un rato.

Como es obvio, los autos demo tienen un kilometraje muy bajo. Además, se venden con la misma garantía de fábrica que si fuesen nuevos o de kilómetro cero. Y casi nunca suelen tener desperfectos debido a su poco uso.

¿Qué ventajas ofrecen los coches demo al comprador?

En líneas generales, los automóviles demo ofrecen una serie de ventajas incuestionables a los compradores:

1. Tienen muy poco uso. Lo normal es que, al adquirirlos, no superen en ningún caso los 3000 kilómetros, ya que las pruebas de conducción que realizan los clientes del concesionario suelen ser bastante cortas.

2. Conservan la garantía. Algo que no sucede con los vehículos de segunda mano. Al firmar el contrato, la marca y el concesionario te ofrecerán las mismas condiciones que si fuese nuevo.

3. Descuento considerable. Si se compara con un modelo completamente nuevo, el precio puede verse reducido en torno a un 10-15 %. Esta es una cifra bastante considerable y que puede rebajar el precio 3000 € o más, según el caso.

4. Serás el primer propietario. La factura emitida por el concesionario será la misma que si lo adquirieses nuevo y, a efectos legales, tú figurarás como primer comprador. Tendrás que pagar IVA e impuesto de matriculación, pero no ITP (impuesto de transmisiones patrimoniales). Esto es algo que suele elevar, y mucho, el valor de reventa del vehículo.

5. Mismas condiciones de venta y financiación que si fuese nuevo. Generalmente, las opciones de pagar a plazos un coche de segunda mano no son tan beneficiosas para el usuario como las disponibles si es nuevo. Sin embargo, en este caso, son idénticas.

Todos estos beneficios son más que suficientes para contrarrestar los pocos inconvenientes que se les pueden encontrar a los vehículos demo. Entre ellos podemos citar, por ejemplo, que no podrás elegir el color de la carrocería ni el equipamiento incluido. Sin embargo, respecto a este último te adelantamos que los concesionarios suelen utilizar como coches de prueba modelos pertenecientes a las gamas más altas.

También es posible que el vehículo presente algún pequeño roce o abolladura debido al uso al que se ha visto sometido durante su escasa vida útil. Sin embargo, esto te puede servir también para negociar el precio aún más a la baja. Lo mismo sucede respecto a otros problemas de desgaste debido a la conducción ruda que muchos clientes suelen hacer a la hora de probar este tipo de automóviles. En cualquier caso, por el poco tiempo que tienen y por su bajo kilometraje, serán prácticamente imperceptibles.

En definitiva, cada vez son más los usuarios que se acercan a los concesionarios preguntando por los vehículos demos. No es de extrañar si tenemos en cuenta que se venden con todos los extras, con muy pocos kilómetros y con un desgaste mínimo. Además, del mismo modo que si fuesen nuevos y con garantía de fábrica por parte del fabricante.

 

PIDE TU CITA

[contact-form-7 id=”2736″ title=”GdA – Formulario de contacto”]

Pide tu cita

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram
Actualidad González de Automoción

Artículos relacionados